Outcast T1 / Review: Una serie bocadillo sin nada en su interior

18Visitas

Parece que lo hayan hecho a posta para que las series de Robert Kirkman no se pisen entre ellas… no, está hecho a posta. Si entre temporada y temporada de The Walking Dead va su spin off veraniego Fear The Walking Dead, entre la primera y la segunda parte de esta última, hemos podido ver otra de sus obras: Outcast. Todavía queda relleno para otra más entre descanso y descanso de cada parte de la serie original de caminantes, pero ya se andará, seguro.

Difícil definir esta nueva serie sin tener sensaciones encontradas. Un espectacular e inquietante episodio piloto con una trama muy oscura donde el exorcismo ocupa un papel fundametal y en el que lo único que falla es la excesiva repetición de los flashback que no aportan nada nuevo, al contrario,logran inquietar y poner de los nervios, y un no menos espectacular episodio de despedida de temporada que mantiene en tensión desde el primer minuto y en el que empiezan a vislumbrarse atisbos de algo que puede convertirse en una gran serie.

La lástima de Outcast en esta su primera temporada, es que se ha quedado en eso, en una serie bocadillo con un gran comienzo y un gran final, como las tapas de la merienda, pero entre medias, los otros ocho capítulos restantes no aportan nada excepto confusión, dejando una clara sensación que ya hemos tenido anteriormente con algunos episodios de The Walking Dead, como si realmente no hubiera sucedido nada y hubiéramos malgastado unos cincuenta minutos de nuestro tiempo.

Tras el brillante comienzo que invita a seguir viéndola, los siguientes dejan un poco frío. De una acción frenética, pasa de repente a la calma casi total y tomando un rumbo más cercano a lo procedimental, como si estuviéramos viendo Supernatural cazando demonios con Kyle Barnes y el reverendo Anderson haciéndose pasar por los hermanos Winchester, aunque un poco más creciditos, incluyendo personajes salidos de la nada que duran un par de capítulos y no sirven para nada sino para alargar lo innecesario.

Frente a estos personajes, incluyendo a los dos protagonistas que no logran cuajar con la audiencia, sí destacan otros secundarios como la ex pareja del protagonista Allison Barnes, que nos mantiene alerta cada vez que sale en pantalla como intentando que decidamos si está o no poseída y su hermana Megan Holter, que cobra especial importancia en el episodio final por un trágico suceso y su posterior desenlace.

outcast-1-vert

Que es un producto nuevo con una historia que no se ha contado antes, es de halagar, si quitamos la parte de los exorcismos que nos traen a la memoria la escena de “mira lo que ha hecho la guarra de tu hija” y en lugar de miedo nos entra risa, pero el ritmo tan pausado, incluso más que el de The Walking Dead en sus primeras temporadas, hace que se pierda el interés sobre su trama a excepción del último capítulo con un prometedor futuro si saben hacia dónde dirigirlo.

No quita esto que estemos ante una serie entretenida que enganchará, al menos un poco, a los que gusten de lo sobrenatural. Hay ciertos momentos que se disfrutan recogidos en el sofá, a pesar de haber sido temporada veraniega, y es que miedo dan un rato, de eso de levantarse al terminar los créditos (que FOX en España se ha encargado bien de jodernos en los episodios de estreno como está acostumbrada ahora, invitándonos a verlos en otro pase) e ir mirando detrás de las puertas. Entretenida pero no imprescindible, al menos no de momento.

REVIEW

Argumento7.7
Guión6.2
Personajes5.9
Banda Sonora8.4
Fotografía / Efectos Especiales9.1
Efecto En Episodios Anteriores4

LO MEJOR

  • El principio
  • El final
  • Los pocos momentos de intriga

LO PEOR

  • Algunos personajes salidos de la nada y que no tienen sentido
  • Los episodios del 2 al 9
  • Demasiado pausada

OPINION

6.9

Deja un comentario