Inazuma Eleven y esas canciones pegadizas de cuando éramos niños

19Visitas

La cantidad de veces que habremos ido tarareando por la calle, en el colegio mientras era la clase de lengua o mates matando el tiempo, en la ducha o en cualquier lugar esas canciones que nos tenían locos de pequeños, los openings y endings de nuestras series de dibujos animados preferidos. ¿Quién no ha silvado al ritmo de “La vuelta al mundo de Willy Fog” junto a Tico y Rigodón? ¿Quién no se ha desgañitado la garganta gritando aquello de “no te vayas mamá, no te vayas de aquí, adiós mamá” de nuestro querido Marco?

Aparte de Bob Esponja hay vida más allá de esta denostada generación en que nada es igual a como era antes en este aspecto. Un buen ejemplo son las canciones pegadizas que aún conservan ese espíritu de antaño, traducidas y arregladas a nuestro idioma (aunque a veces sigan sin tener sentido alguno ciertas frases). No me digais cuando escucheis el ending de Inazuma Eleven que la canción no es graciosa y a ver quién se atreve a decirme a qué otra famosa canción se parece.

Pero voy a complicar un poco más la cosa, antes de la versión en castellano, os pongo la versión original en japonés para aumentar la diversión. El opening corre a cargo de un grupo llamado T-Pistonz + KMC y el tema se titula “Tachiagariyo (Levantense)”.

Muy futbolero y de mundial el tema, con unos sonidos brasileiros pegadizos, pero ahora vamos con el estupendo tema del ending, a cargo del grupo Twelv y titulado “Seishun Oden”. Venga, que seguro que habeis tenido un dejavu y os suena a algo que teneis en la punta de la lengua.

Deja un comentario