Ya queda menos de un mes para regresar a las aventuras de un grupo que ha visto como la que creían la fortaleza más segura de todas, se ha venido abajo. Un nuevo comienzo con el pasado a cuestas, una vuelta a las carreteras y a un mundo abierto lleno de peligros en cualquier rincón, jugando entre la vida y la muerte, jugando a llegar a ninguna parte, porque ya no hay lugar seguro al que llamar hogar.

Sólo queda una meta, seguir adelante y nunca, nunca mirar atrás…

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.