DEXTER / El oscuro pasajero

39Visitas

Empezar a ver una serie cuando aún nadie te ha hablado de ella, es un privilegio con el que no siempre se puede contar. Siempre está bien que alguien te aconseje, pero como dicen, para gustos colores y por muchos consejos que nadie te dé, no hay nada como ver algo por primera vez y sorprenderte sin prejuicios. Hace un par de días le di mi adiós definitivo a la tercera serie (bueno, he de confesar que American Horror Story la desplazó al cuarto puesto) de mi ranking particular. Otra de esas series que llevaba viendo desde hacía 8 años junto a las otras dos que me reservaba para ver tranquilamente los fines de semana, Mujeres Desesperadas y Perdidos. El final de este trío con el que llevo casi una década llegó a su fin.

NUNCA JUZGUES A UNA SERIE POR SU PORTADA

Cuando comencé a ver Dexter no me gustó demasiado. Cada capítulo parecía como el anterior, con Dexter en las sombras, persiguiendo a un criminal tras recabar pruebas incriminatorias y cortándolo en pedacitos para después tirarlo al mar. No soy de los que dejan de ver las series tan fácilmente, ya tiene que ser mala para que lo haga, y con Dexter no me confundí. De repente, cuando parecía que todo era igual, llegó el asesino del hielo y su interesante trama que ponía al descubierto el oscuro pasado del protagonista. Con el hilo argumental de los dos hermanos, la serie se convirtió enseguida en una de mis tres favoritas de todos los tiempos, incluso sospechando en todo momento quién era el puto asesino (dedico lo de “puto” a Debra).

Las siguientes temporadas me parecieron sublimes y cada una superaba a la otra. En la segunda temporada la serie avanzaba un paso más y ponía a Dexter contra las cuerdas y perseguido por su compañero Doakes, que terminó siendo uno de los primeros en conocer quién era en realidad, el carnicero de la bahía, como dieron en llamarle. La revelación a uno de los personajes cercanos al protagonista intensificaba la historia en gran medida y ponía un punto incierto en la resolución final de su vida. Doakes no aceptaba a Dexter, por lo tanto, ¿el mundo estaría preparado para conocer la verdad sobre su oscuro pasajero? Esta misma pregunta se resuelve de alguna forma en la siguiente temporada gracias a su amistad con Oscar Prado, que lo descubre y acepta guardando el secreto. ¿Hay un lugar en este mundo para Dexter Morgan entonces?

Dexter-1

Durante toda la serie, al margen de los asesinatos, hay un hilo argumental que va llevándonos de la mano de un lado a otro dentro de la mente del asesino. Quizá la respuesta de si Dexter sería aceptado o no en nuestro mundo, la tenemos nosotros mismos. Vemos a Dexter como un héroe que erradica a los malos para que el bien sobreviva. Seguro que no he sido el único al pensar que en la última temporada, la doctora Voguel guardaba algo más de lo que decía, sin embargo fue todo un placer descubrir que la mujer de la que desconfiaba era un libro abierto. Ella inventó el código, ella recondujo la ira de un asesino para transformarla en algo positivo para la sociedad. Sin duda un personaje indispensable en el final.

GIROS INESPERADOS

Mi temporada preferida fue la número 4, la del asesino Trinity, una de las mejores temporadas de serie que recuerdo de todas las series que he visto. Cada capítulo era un submundo de posibilidades, alguno de ellos individualmente con varios giros argumentales de los que te hacen llevarte las manos a la cabeza, una delicia de temporada que terminó trágica e inesperadamente. Aún recuerdo lo que sentí cuando el último capítulo llegaba a su final y Dexter entraba por la puerta de su casa. Algo no me cuadraba, de repente sentí pánico y sabía que algo estaba sucediendo. Un final impactante que me dejó en shock varios minutos después. Esta mágica temporada ayudó a descubrir más que ninguna otra los sentimientos del protagonista. Era difícil alcanzar las cotas de intensidad, de hecho, al menos para mí, ya no lo consiguió. Mantuvo un nivel altísimo, pero nada logró superar esta trama.

Ayer viendo el final de la primera parte de la T4 de The Walking Dead, no dejaba de pensar en todo el recorrido de un personaje, para que al final termine muriendo de una forma casi poética y por arte del destino, pero al fin y al cabo así son las vidas en la realidad, vivir para morir de una forma que no podemos preveer nunca.

dexter 1

Cuando comencé a ver Dexter siempre tuve en mente un final. Los finales de series tan longevas no tienen medias tintas. Son 8 largos años y millones de fans por todo el mundo. Siempre he pensado que los guionistas nunca deben dejarse llevar por lo que la gente quiera ver. Es su obra, ellos son los que tienen que decidir, guste o no. Mi final era tajante. Necesitaba saber si el mundo aceptaba o no a un asesino en serie. Con el descubrimiento de Laguerta de alguna forma hubo un intento, auqnue a ella le movían además otros motivos personales por lo ocurrido con Doakes en la segunda temporada, pero quería ver cómo era pillado in fraganti, que la verdad saliese a la luz y comprobar si ese mundo lo convertía en un héroe.

¿ESTÁ EL MUNDO PREPARADO PARA CONOCER SU VERDAD?

Quizá mis espectativas eran demasiado altas. ¿Cómo resolver una historia gigantesca mediante esta pregunta? Aunque con algo de desconcierto, el último episodio contesta tímidamente a mi pregunta. No llegaré nunca a explicarme por qué con el acoso y derribo que hizo Quinn contra Dexter, al verle hacer lo que hace con el hijo de Voguel y el bolígrafo, no saca a relucir esas viejas suposiciones que hizo sobre él. En lugar de eso, aceptan que fue en defensa propia, incluso Quinn afirma que a él mismo le habría encantado hacerlo. ¿Están por lo tanto preparados como lo estuvo Debra? La respuesta, aunque no definitiva, es un sí temporal.

hannah-y-dexter

EL OSCURO PASAJERO

El final de Dexter tiene un punto hasta poético, e incluso con su última imagen, como han hecho muy a menudo, hacen referencia a la cabecera de la serie con alguna pequeña variación. Buscamos en los finales respuestas definitivas y cuando no las encontramos nos defraudamos en cierta manera. Ya ocurrió con Perdidos, diversidad de opiniones. Ocurre ahora con Dexter. Cuando una serie no ofrece las respuestas que queremos escuchar, quizá es conveniente echar la vista atrás para darse cuenta de que de alguna forma en cada pequeño giro, en cada parte de la trama, esa respuesta está escondida y sólo hace falta pensar un poco para deducirla. Solo así mi pregunta queda respondida, por nadie más que por mí.

Así es Dexter, la historia de dos hombres que viajan en el mismo espacio, entre el amor y el odio, la historia de una infancia truncada, la historia de un hombre al que sólo los malos deben temer. Que tengas dulces sueños si tu conciencia está tranquila, pero ay de aquellos que hayan cometido el mal. Que miren a sus espaldas porque en el momento más inesperado el oscuro pasajero vendrá a por ellos.

Deja un comentario