Los opening de las series, sobre todo de las emitidas por cable en Estados Unidos en los últimos años, ya que en el resto de cadenas se han limitado a un logotipo y poco más para enganchar rápidamente a la audiencia y que no se vayan a otra parte, cada vez son de mayor calidad si cabe.

Sucumbimos a la genialidad y el mensaje que llevaba la intro de ‘Dexter’ y no tuvimos más remedio que arrodillarnos ante la tamaña obra realizada con ‘Juego de Tronos’ a la que acompañaba una sintonía que no paramos de tararear desde entonces.

Hace algunas semanas irrumpió en nuestras pantallas la nueva serie ‘Da Vinci’s Demons’ de la cadena Starz, que también traía una espectacular apuesta. El opening de la serie no hace sino reflejar la mente enigmática e inventiva de Da Vinci. De las nubes baja hasta Florencia y enseguida encontramos las misteriosas obras de arte pintadas por Leonardo en papel, el papel intercalado con la realidad, porque muchos de los inventos de hoy día en parte surgieron de esa mente. Todo acompañado con un exquisito gusto de la percusión y el violín.

En una reciente entrevista realizada a Paul McDonnell de Huge Designs, responsables del proyecto, decalró que se inspiraron en el proyecto The Johnny Cash, desarrollado por los visitantes de su página. La opción de crear un dibujo y animarlo con diferentes estilos era impresionante, querían que nos sintiésemos como si estuviéramos navegando entre los dibujos del artista, que al fin y al cabo es lo que más conocemos de él.

LEER ENTREVISTA

 

Opening-Credits-da-vincis-demonsCogieron diferentes elementos de estos dibujos y secuencias de la serie y los intercalaron con una paleta de blancos y azules, intentando alejarse de los convencionalismos de tonos marrones con los que normalmente se le asocia.

La idea del logo de la serie les vino a la cabeza al escuchar por primera vez la sintonía. Los libros de notas de Leonardo Da Vinci están escritos en espejo, de hecho la sintonía puede escucharse al revés y suena exactamente igual que al derecho.

El opening está creado a 12 frames por segundo, imprimiendo cada frame y necesitando innumerables horas para su creación. Cada frame era un archivo psd, ilustraciones creadas por Nathan Mckenna, que se pasaban a finalizar con el software de After Effects.

La estatua alada deel final de la intro está creada con Z-brush y posteriormente finalizada con 3D Studio Max, para representar un poco del arte en 3D que Da Vinci también mostró. Un trabajo en total de cuatro meses que ha dado como resultado un opening memorable.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.