Brooklyn Nine-Nine: Una comedia de policias

17Visitas

El mes de septiembre es uno de los favoritos para los seriefilos de todo el mundo debido al regreso de las mayorías de las series. Pero también es el de nuevos estrenos que las cadenas americana han elegidos en sus upfront para deleitarnos con ellos. Unos consiguen años en emisión, en cambio, otros ni siquiera consiguen acabar la temporada.

Brooklyn Nine-Nine ha sido la serie elegida (para mi) en abrir la veda de los nuevos estrenos. No era el que más me llamaba, si os soy sincero ni había visto el tráiler en su día pero los comentarios, críticas y quizás un poco sus audiencia han hecho que me replantease ver el capítulo piloto.

La historia es bien sencilla. Unos personajes, cada uno más dispare que el otro, trabaja en el departamento de policías de Brooklyn.  A pesar de que es una comedia coral, el mayor protagonismo lo lleva Jake Peralta, un chico inmaduro pero el mejor de los detectives. Les acompaña Amy Santiago, una joven con el deseo de ser el número 1. Rosa Diaz, la más dura y seca de todos ellos y no se anda con tonterías, Charles Boyle, el tonto que nunca puede faltar en un grupo y no nos podemos olvidar el policía cobarde y acojonado por su pasado; El Sargento Jefford, que cede su puesto a un serio, estricto y recién llegado Capitán Ray Holt.

En papeles menores nos encontramos a la secretaria cotilla metomentodo Scully. Y por ahí rondan otros personajes que por el capítulo piloto ni se cómo se llaman.

Brooklyn Nine Nine

Estamos ante una comedia, con personajes estereotipados y que a mí personalmente me recuerdan a otros personajes de diferentes series. No puedo ver a Jake sin pensar en JD (Scrubs) o al Capitán Ray Holt, con su duro carácter al Dr. Perry Cox (también de Scrubs).  Y si continuamos con médicos, es difícil no acordarse de Cristina Yang (Anatomia de Grey) cuando tenemos en pantalla el pasotismo de Rosa Diaz. Y así con cada uno de los que pasean por el distrito de Brooklyn.

Al ver solamente el capítulo piloto es normal que cada personaje nos haga recordar lo que ya conocemos, así que abra que darle un poco de esperanza para que cada actor pueda encontrar el personaje perfecto y llevarlo por un camino diferente para hacernos olvidar a todos los demás.

La serie en sí no nos aporta nada nuevo en el mundo de la comedia; tenemos momentos policiacos llevados a la comedia, personaje tonto que cada palabra que dice es un chiste, situaciones surrealistas que por supuesto (o espero) no creo que ocurra en la vida real. Y con algo que puede quedar bien, o saturarnos hasta odiarlos, los chistes en flashback que nos ayudara a entender muchos diálogos y formas de ser de cada uno.

Veremos cómo se va portando nuestros chicos de Brooklyn Nine-Nine con el transcurso de la serie, y esperamos que encuentre su sitio en el mundo de la comedia.

Deja un comentario