En episodios anteriores…

12Visitas

Mi pasión por las series comenzó cuando aún no había conocido este mundo. Aquel 2 de febrero era mi día, mi noche, pero mi madre dijo “calma, aún no es la hora”, y mientras hacían los preparativos para salir en coche hacia el hospital, terminaron de ver el episodio semanal de “Starsky y Hutch”.

Como cualquier renacuajo que se precie, solía jugar con mis coches y muñecos. Lo mío era inventar historias, una especie de spin-off de las series y dibujos que veía en la televisión. Valía cualquier caja de galletas para hacer una casa, cualquier silla para crear un escenario y cualquier recorte de papel para tener a mis personajes protagonistas. Así se alimentaba mi pasión en una maravillosa época, la de los años 80, en la que Willy Fog daba la vuelta al mundo, el coche fantástico llenaba la imaginación en los calurosos días de verano y “Falcon Crest” ponía la guinda con sus tramas y dramas familiares, entre muchas otras aventuras.

No podía imaginar que 20 años después y bajo el lema “las series de la nueva generación”, todo lo que yo conocía daría un vuelco de ciento ochenta grados. Fue un lunes de abril, cenando unas tostadas de crema de queso sobre la mesa de trabajo de mi madre. Allí estaba yo, viendo a un grupo de supervivientes cuyo avión se estrelló en una isla y sin quitar ojo de la pantalla. De repente llegó el final y algo se movía entre la selva, las letras en blanco sobre fondo negro impresionadas, yo con la boca abierta y la boca manchada de queso.

No recuerdo cuántos minutos me quedé así, pensando en mil posibilidades y a la vez sin poder pensar. Sé que me levanté de la silla y empecé a dar voces por toda la casa diciendo algo como “madre mía la serie que acabo de ver tenéis que verla!!”. Un rato después regresé frente a mi televisor pequeño de tubo de 14 pulgadas y supe que algo había cambiado para siempre. Aquella semana, cuando aún ni siquiera tenía internet, se convirtió en un debate en solitario, imaginando que quizá eran dinosaurios… ingenuo de mí. Me esperaban 6 años inolvidables por delante…

Hace más de seis años dimos, junto a un amigo que también espero esté aquí muy pronto acompañándome con sus entregas, luz verde al proyecto Mars & McLeod y ahora es el momento de dar un salto más grande. Además de la página web, que crecerá conforme pase el tiempo con más contenido, juegos y muchas sorpresas, ya están disponibles las páginas de TWITTER y FACEBOOK para seguir.

social_facebook_box_blue twitter-icon

Y muy pronto descubriremos a nuestra mascota, bueno, nuestras mascotas oficiales, que os van a gustar y mucho, a cargo de uno de los mejores dibujantes del mundo.

En Episodios Anteriores , como yo, nació hace mucho tiempo, pero pensé “calma, aún no es la hora”. Hoy es su día, hoy es su noche. Voy a ver el final de “Dallas” y preparo las maletas para el viaje…

Deja un comentario